Sin duda tomarse un café es una buena excusa para hacer una pausa en el día, es un momento de placer y en algunos casos de compartir con colegas o amigos. La buena noticia es que esa taza de café o té también tiene beneficios para su hígado. El consumo de cafeína beneficia al hígado.

El café forma parte de nuestra cultura, es una bebida para degustar y su calidad depende no solo del cultivo sino de la forma de procesarlo.

Las personas amantes del café saben que una taza de esta humeante y aromática bebida, es la mejor manera de decir adiós al sueño y de iniciar con ganas las actividades diarias.

La ingesta de cafeína puede reducir el hígado graso en personas con enfermedad hepática grasa no alcohólica, asegura un estudio de la Universidad de Duke.

Consideran que, incluso, se podrían crear medicamentos parecidos a la cafeína, que no tengan sus efectos secundarios, y que sí mantengan sus efectos terapéuticos en el hígado.

 

cafe-moka